Depresión

El término médico “depresión” hace referencia a una enfermedad, un trastorno del estado del ánimo que interfiere significativamente en la vida de quién lo padece.

¿Cuáles son los síntomas DIANA de la depresión?

  • Sentimientos de tristeza.
  • Irritabilidad.
  • Anhedonia: disminución de la capacidad para disfrutar o mostrar interés o placer en las actividades habituales.
  • Sensación de debilidad física, falta de energía.
  • Insomnio o hipersomnia.
  • Pérdida o aumento del apetito.
  • Enlentecimiento o agitación.
  • Dificultades de concentración y disminución de la capacidad intelectual.
  • Disminución de la sociabilidad.
  • Sentimientos recurrentes de inutilidad o culpa.
  • Dificultad para tomar decisiones y para afrontar la vida cotidiana.
  • Pensamientos recurrentes de que la vida no vale la pena ser vivida o ideas suicidas.

¿Cómo se puede presentar?

Los síntomas predominantes son:

    1. Trastorno Afectivo: tristeza y el decaimiento.
    2. trastorno cognitivo: dificultades para pensar con claridad, concentrarse o memorizar.
    3. trastorno volitivo: dificultad para tomar iniciativas o pérdida de interés.
    4. trastorno somático: colon irritable, taquicardias, dolores musculares.

¿Cómo la diagnosticamos?

Realizando una exhaustiva historia clínica y exploración psicopatológica en donde se requiere que se presenten al menos cinco de los síntomas DIANA durante un período de, al menos, dos semanas y que la aparición de estos síntomas no sea debida a otra enfermedad psiquiátrica, a consumo de tóxicos o a una reacción de duelo. También es necesario para el diagnóstico que el trastorno interfiera negativamente en el área social, laboral u otras áreas vitales del paciente.

¿Cuáles son las causas de la depresión?

En general, podemos decir que las depresiones ocurren por la interacción entre factores genéticos, psicológicos y ambientales.

Existen diferentes tipos de depresión, que responden a causas muy diversas. Así, algunas formas de depresión son de origen genético, lo que implica una predisposición hereditaria a padecer un déficit de algunos neurotransmisores cerebrales, principalmente de serotonina y dopamina. En otros casos es un trastorno orgánico, como una enfermedad hormonal, lo que puede alterar estos mismos neurotransmisores.

Otros tipos de depresión tienen su origen en problemas psicológicos, como una baja autoestima o un estilo de pensamiento distorsionado, que sólo deja pasar los estímulos negativos y no aprecia los positivos. Finalmente, otras depresiones tienen su origen en factores del entorno del individuo, que cuando le afectan de forma continuada, acaban por alterar también la neurotransmisión cerebral y desencadenar un cuadro depresivo.

¿Cuántas personas sufren depresión?

Es una enfermedad frecuente en todo el mundo, y se calcula que afecta a más de 300  millones de personas.

Los trastornos depresivos graves un 3% de la población. El porcentaje es mucho mayor en las formas leves.

El doble de frecuente  en la mujer que en el hombre.

Si tienes antecedentes de primer grado el riesgo de padecerla aumenta, hasta tres veces respecto a la población general.

¿Cuáles son los tratamientos para la depresión?

Existen básicamente dos grandes opciones: la farmacológica y la psicológica.

Con la aparición de los antidepresivos actuales, aunque no exentos de posibles efectos secundarios, generalmente leves y transitorios nos permiten realizar un tratamiento personalizado a cada paciente. Tendrá que ser prescrito y controlado por un médico. La psicoterapia proporciona un conjunto de herramientas encaminadas a mejorar las condiciones psicológicas del individuo en el presente y hacia el futuro.

Los mejores resultados se obtienen combinando ambas formas de tratamiento, aunque  los fármacos son más eficaces cuando existe un mayor peso biológico en el origen de la depresión y, actúan con menor eficacia cuanto más peso tienen los factores psicológicos y ambientales.

De la adecuada combinación de fármacos y técnicas psicológicas va a depender el pronóstico de la depresión que, salvo contadas excepciones, resulta muy positivo.